domingo, agosto 05, 2007

Hacerle el amor a una poeta


Pensó que hacerle el amor a una poeta
era acostarse con sus palabras todas
aprisionar en el abrazo los verbos que conjugan el tiempo.
Creyó poder convertirse en papel desnudo
para escribir con el sudor mezclado
y las aguas desbordadas.

Pero no se hace el amor
a la poesía
ella es
una parada en cualquier (a)venida
un tren que pocas veces se (de)tiene.

De seguro terminará la batalla
océano contra océano
espada contra espada
espejo contra espejo
y no habrá en tu piel nada,
ninguna palabra.
Aunque me atrevería a apostar
que otro papel de papel
se vestirá tímido con la historia de tu historia
y entonces, sólo entonces
la
poeta escribirá
y sólo habrás sido el canal
para despuntar
las ideas quebradas.

Ese verso
no tendrá dueño
aunque TU creas que fuiste su ancla.

14 comentarios:

Roy Batty dijo...

guau, me gusto...y me gusto mas porque entendi bastante. ;0)

Glifo dijo...

GENIAL!!!!!!!!!!!!!!!!
no puedo describir la fuerza y hermosura de este poema con solo palabras.
mejor lo honro con un profundo silencio, un respetuoso silencio y brindo a su salud.


Mujer, un abrazo.

Ana María Fuster dijo...

Magestuoso poema, sensual arts poética, el juego de las pasiones y posesiones que no se pueden poseer.
te quiero mucho amiga

Amarilis Tavarez Vales dijo...

Roy, que bueno que te haya gustado. Me has hecho sonreir con tu comentario.

Gliffo, ese silencio me halaga e inyecta ideas para seguir rifando letras. Cuando estos versos nacieron hubo algo de pujos con dolor y desesperación, pero poco a poco adquirio mejor forma. (El inicial parecía cargar mucho corage)

Ana María, dulce amiga, gracias por tu apoyo, tus palabras, pero sobre todo y mas enorme aún, por tu AMISTAD.

Abrazos apalabrados.

Dra. E.A. dijo...

Carajo, así se escribe! El poema es una bellaquera que te lame los sentidos, te eriza los vellos de la imagen.

Anónimo dijo...

Aja, yo no he podido hacerle el amor a una poeta pero tampoco he querido ser papel suyo, mas bien que sea ella mi tinta. Simpatiso con lo que te han escrito pero digo esto, si tendra dueño ese verso, si es que por uno fue escrito.
R.R.

Ana dijo...

Cuánta belleza!
Es un crescendo a la libertad.
Qué sería del amor sin los poetas, sin el amor que se cocina en nuestras cabezas, que a veces vivimos, a veces no, pero paladeamos agónicamente.

Samuel Medina dijo...

Me gustó mucho esas últimas tres líneas.

Amarilis Tavarez Vales dijo...

Dra. Que bueno verle aqui. Espero que nunca dejes de visitarme.

R.R., sigo considerando que quien haya sido la inspiracion no es el dueno, si no el gestor. Un abrazo.

Ana, companera, ahi esta el asuntito, eso que nombramos amor (aunque yo preferiria inventarle un nuevo nombre) lo cocinamos en nuetras cabezas, es ahi donde se inicia el proceso y a veces, lamentablemente, es un proceso de uno solo... que mal! Un abrazo chula.

Samuel, bienvenido a mi rincon. Esas ultimas tres lineas tambien me gustan mucho.

A todos, SALUD!!!
a.

Dra. E.A. dijo...

Puñeta, me repito, que rico poema!! !!!Quien fuera la amante de tus versos!!!
Oye te lei tambien en el blog de la linda Ana María Fuster!!

Carlos Vázquez Cruz dijo...

La voz en el poema alardea un juego conceptista súper bien hecho, como la batutera que mueve entre las manos la palabra como gusto y gana le da (qué se fastidie si es un cliché). Traspasas los términos con la aguja enhebrada de la pluma hacia varios puntos de vista (primero, la omniciencia dentro de la psiquis de quien "pensó hacerle el amor a la poeta"; luego comienzas la microdisertación acerca del acto de amar). Luego, comienzas a barajar tres palabras "océano", "espada" y "espejo" en una suerte de reflejo o quiasmo que me dejó amándote más que cuando... (mejor mantengo silencio). Finalmente, la poeta también se posee desde el YO ("me atrevería a apostar") y no logra escapar a la intersección de historias de que se nutre la poesía que siempre intentamos tomar (ser sus gestores), pero termina tomándonos (haciéndose mediante cada escritor desde su respectiva apropiación del lenguaje). TE AMO, AMA-RILIS. ¡SOY TUYO!

Amarilis Tavarez Vales dijo...

Carlos, como siempre, chico, haces que me sonroje, además, esa capacidad que tienes de leer mas allá de la línea dada, entre las hebras que se tuercen y se mezclan con los capilares de las ideas hechas poema. Me siento tan contenta por la reacción y los comentarios de todos lo que han compartido sus impresiones… Y sabes qué, esas líneas océano contra océano, espada contra espada, espejo contra espejo son producto de una conversación que tuve contigo hace algún tiempo.

Otra cosa, aprovecho para expresarte lo deliciosa y maravillosa que fue la velada del sábado junto a Juan Carlos, Marioantonio y tu. Me encanta sentarme a disfrutar de semejantes poemas en voces de semejantes poetas. Fue glamoroso e inolvidable. En verdad, un manjar. Te felicito, y a haz extensivoas mis felicitaciones a los compañeros.

Un abrazo, ahh! Sé que res mío. jajajajaj

nicolececilia dijo...

soy lenta, disculpe. me encantó. guau.

Amarilis Tavarez Vales dijo...

nicole... que sorpresa agradable. wao! tambien soy lenta ;) gracias por tus palabras.
a.