miércoles, junio 17, 2009

Mantarraya


Un misterio me asalta
y en la penumbra comprendo
que poseo un rincón abandonado entre mis costillas
y la fisura de mis labios en silencio.
Una alcoba de agua salada
custodiada por mis sombras juguetonas.
Quiero un estuario entre tus muslos de almíbar.
He presenciado milagros que no entiendo
y estuve rifando por los caminos
este sentido de alerta que me corroe la sangre.
Entre las algas que bailaban
y el chapoteo casi imperceptible
de pececitos que jugaban a atrapar mi rabia
puse mi enojo a la venta,
rife las escamas que el tiempo a dejado en mis bronquios.
Era de noche, no se si te acuerdas…
y una mantarraya vino a visitarme.


¿Puede ser un desierto
este espacio tan lleno de agua, de vida, de verde?
Retrocedo,
parto,
nazco
y muero
sin tener ruta para mi mirada espaciosa.
Estoy construyendo un mosaico de papel,
tu nombre esta en sus colores,
cada pequeño trozo enmarcado
es una historia que nunca te he contado.
Este será mi proyecto de ley.
Los lanzaré al agua
para que algún pez diminuto y travieso
los coma, los digiera y los lleve a otros mares.
Ya vislumbra desde el otro lado
una luz que me avisa compañía.

Y te nombro en silencio,
con dolor
y un desgarrado sentimiento que me deja sin fuerzas.
Y te nombro,
porque pienso
y creo
y espero
que en el fondo de tanta marea quieta
habite una bruja/mujer
que me conceda el deseo descarado
de entender que a veces
el amor es de agua.

Yo no quería robarte el aire que te rodeaba,
te daba espacio…
y una mantarraya vino a visitarme.

14 comentarios:

Carmen Zeta dijo...

¡Qué bueno que te visitó la mantarraya! Quizás sea la bruja/mujer que está aquí para decirte que es bueno tenerte de regreso.

Amarilis Tavarez Vales dijo...

Carmen, que alegria ha sido leerte. Estos son dias en que dentro de una gran tristeza me han visitado inmensas alegrias. Que magico el orden del universo. No es un poema que uno quiera publicar, pero tenia que hacerlo. Una mantarraya me visito estando yo a orillas de la laguna del Condado y eso fue un regalo de la naturaleza. Hoy hago acopio de ese regalo para exorcizar dolores nuevos. Un abrazo, espero verte pronto.

Anónimo dijo...

Tus letras siempre han sido un misterio conocido y nunca ajeno. Eres...sueles ser una sorpresa envolvente; tus letras lo capturan todo y luego una ya no quiere salir mas que a tu encuentro.
Es curioso cómo un hilo de amor y dolores, forma hoy parte de nuestra antigua conexión.
Te abrazo, desde acá...
(*

Amarilis Tavarez Vales dijo...

Anónimo... Acepto que la curiocidad me ha envuelto. Quién eres? Porqué un hilo de amor y dolores, forma hoy parte de nuestra antigua conexión? Vamos, déjame saberte. Claro, si quieres. Gracias por ese abrazo distante y por tus palabras.

Amarilis Tavarez Vales dijo...

curiosidad* Meti el dedo mal.. Sorry por los inconvenientes que les provocara.
A.

Anónimo dijo...

La curiosidad, creo, fue acaso el primer impulso que nos hizo mirarnos como sólo nosotras hemos podido vernos todo este tiempo.

Busca en tu corazón... tal vez ahí halles mi identidad, si no es que la has adivinado desde el primer momento en que me viste reaparecer.

(*

P.D. De hecho, podría apostar que lo sabes.

Amarilis Tavarez Vales dijo...

Ayúdame a pensar, mi corazón es ahora una zona debastada por pensamientos contradictorios y vientos que se acercan intrusos no permiten la calma para buscarte adentro. Soy malísima para los enigmas, para los acertijos. Acepto que he repasado detenimiento posibles rostros, sin embargo, no me atrevo a trazar una línea específica y luego equivocarme. Curiosidad… espero que eso no sea lo que detone mi lenta muerte al no reconocerte.
Mi email es a.tavarezvales@gmail.com
Será possible me escribas ahi?

Anónimo dijo...

No me busques en los rostros, porque seguramente no me hallarás.

Estoy en tu corazón o estuve... como nadie ha estado y como quizá nadie esté... podría casi jurarlo.

Te escribiré...

(*

Xavier Valcárcel dijo...

desde tu pecho al mar
cualquier ecosistema

Amarilis Tavarez Vales dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Amarilis Tavarez Vales dijo...

Ay Xavier!!! Esos versos tuyos que me marcan! "Yo tenía un proyecto de vida..."

Pero este poema tiene ausencias, le falta...

Gracias por venir!

Anónimo dijo...

Epa! dónde quedó la mantaraya! y el texto original!!!

Uhmmmm...sin duda algo te pasa. Mas bien, muchos algos que se fusionan en un sólo "algo".

Vuelve, que hasta tus Letras de Trapo, te echan de menos.

direccion dijo...

Unas letras de más seda envolvente para acercarnos a tu permanente miterio del yo-tú que tanto enigma exhala..Bsos..

José Miguel dijo...

El Amor, tantas formas de describirlo y sin embargo nadie ha podido decifrarlo. Me encantó tu poesía, se ve y se escucha...hermosa.

Saludo.