martes, septiembre 26, 2006

Metamorfosis

Puedo convertirme en la flauta
que hipnotice un pueblo entero
o en bolígrafo azul
para firmar el juramento del gobernador antes que anochezca.
Ser la aguja redentora que cure tu dolor
o el botón preciso del timbre de la puerta al paraíso.
Puedo transformarme en gatillo hacedor de justicia
o “spray” negro para firmar paredes;
tornarme en el mouse que se desplaza
y accesa tus fantasías.
Puedo ser cualquier cosa entre tus manos.

1 comentario:

Gatto dijo...

Eso sería maravilloso. Besos