lunes, diciembre 14, 2009

Conteo Regresivo


hace cincuenta besos atrás
cuando la historia era tu boca sobre la mía
pensaba que los periódicos sólo hablaban de ti
que no corrían ríos al mar
sin tu fuerza de gravedad.

hace cuarentaytres besos atrás
la magia se amarró al tiempo
e hizo trucos traicioneros (o redentores)
y otra esquina me recibió caracol,
sin tantas espinas ni naufragios.

la memoria es frágil.
escogemos las frases adecuadas,
las palomas que convienen
para contar nuestras historias
y yo,
entre espasmos y salpicaduras de sal
busco un nuevo sonido para contarlas.

hace treintayseis besos atrás le pregunté a un gitano
cómo balancearme en la pendiente de aquella urgencia,
sin aliento,
sin pulso,
sin zapatillas,
sobre el asfalto,
buscando agua en los estanques luminosos de la ciudad.

mi piel, que creí tuya,
tu espalda que supuse mia
duele nada,
menos que nada.
este pulular de ruidos,
el aumento de la luz o el desempleo,
la falta de sonido en guitarras y tambores,
nada molesta.

Hace treintaycinco besos atrás
supe que después de ti, me espera todo.
renací con rabia y fuerza de aquellos pliegues
y es grandioso comprender
que hoy tengo la maravillosa virtud

de reconocer tu cadáver.

5 comentarios:

Tink ,· ¨ · . . * dijo...

Bravo Amarilis!
Te lo juro, me saltaron las lágrimas...será que escribiste lo que aún no había podido decir.

Nada mejor que RENACER

ala.guerra dijo...

Los conteos regresivos siempre evocan algo evanescente o venidero...
"la memoria es frágil.
escogemos las frases adecuadas"

Brutal!
-V

lucille dijo...

Sin Palabras... resucitaste
Abrazos

El Pais Literario dijo...

Inmenso poema, como es habitual en una enorme poeta como tú. ¡¡FELIZ NAVIDAD, BELLE !!. Besos. Paco

Hija De Urano dijo...

Dios Miooooooo... que grandeeeee... hermoso...
que hoy tengo la maravillosa virtud
de reconocer tu cadáver...
Increible.