viernes, noviembre 10, 2006

...

Y con mucha paciencia intentó explicarme
que la vida pesa y vale
igual que una diminuta tarjeta de plástico.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Hasta allá hemos llegado???

MaleNa dijo...

La vida vale la inmensidad.


Buen fin de semana. :)

MaleNa dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
A.T.V. dijo...

Hey Gatto, todo camino parece estar "asfaltado" de targetitas plasticas... Un abrazo. Malena,totalmente de acuerdo contigo, la vida es su completa inmensidad.
A.

Frida, la gata maligna dijo...

Una corrección amable, es tarjeta con j.

huir dijo...

Terrible verdad...¿tendrá remedio si comienzo a vivir con lo que soy?

Gracias por ir a mi página...(confesión): sabes que este último tiempo transcribir este material en "huir" me ha llevado a vivenciar todos mis pueblos nuevamente, trato de huir de ese blog, poner "The End"("the end" me hace más sentido que "fin")y quedarme en un solo lugar, un poblado en que solo el viento se escuche.Por ahora no puedo.
Cristina

A.T.V. dijo...

Hey Awilda, gracias... lo corregiré. ;) Cristina, que honor tenerte aqui nuevamente. En ocasiones huir es un gesto de sobrevivencia, tu interior sabrá cuando deberás detenerte,es importante verificar que de eso que huimos no este viajando con nosotros... adentro.
A.

1234567ycasillego dijo...

y a veces menos....

:)

S.