lunes, octubre 16, 2006

Divorcio


Encontró, en el buzón mohoso,
casi insignificante bajo el poste:
Las cartas de cobro, el libro de productos que no sirven,
una hoja que extravió su caída anunciando servicios de limpieza
y el dedo aun con vida
que no quiere firmar
el divorcio de angustias.

6 comentarios:

Ana María Fuster dijo...

me fascina tu arte, síntesis e impacto.
un abrazo
nos vemos en Borders el miércoles 18 a las 7pm, iré con mi duende miguel

Anónimo dijo...

¿Será que aún existe algo?


Besos

deus?Juglando dijo...

Un Saludo Y Una Invitación.

Pasa Por Mi Bog Para Más Detalles.

ojitos dijo...

aquello que tiene vida tocando a lo muerto...
que antitesis, no?

ala.guerra dijo...

EL divorcio y la carta que se rehusa a ser abierta, muy lindo Ama.

Me senti en un cuento.
-V

A.T.V. dijo...

Ama María, un abrazo. Gatto, cuando te abrazo? Deus, grax, Ojitos, compañera, que bueno leerte, Ala, mi amol, por un momento luego de leerlo, tambien me senti en un cuento.
A.