miércoles, agosto 23, 2006

Rutina

Me fui a buscarte.
La noche palidecía,
serena en las casas vacías,
intensas en el pub más cercano.
Caminé los mismos pasos,
repetidos, copiados, memorizados,
porque te andaba buscando.
La ruta presentaba un atuendo desnudo,
como los caminos
que sin piedras ni flores
se tornan pesados.
Estas zapatillas con suela de hule
podrán atestiguar el olor que tenía la hora,
las 8:30 de la noche.
Y yo descansaba sobre el banco,
respirando, esperando.
Ya es costumbre buscarte,
como un ejercicio,
como deporte.

6 comentarios:

jay dijo...

"Caminé los mismos pasos,
repetidos, copiados, memorizados,
porque te andaba buscando."

"Ya es costumbre buscarte,
como un ejercicio,
como deporte."

Excelente... como siempre, tan tu!
Me encanto!

jay dijo...

TE ESCRIBO POR AQUI PORQ LA CAJITA NO ME ERA SUFICIENTE!

Solo queria decir gracias por ponerme a pensar, por decirme que simplemente tenia que girar mi mirada para poder expandir la vision.

Es complicado no lo niego, pero gracias a tus palabras he podido experimentar nuevos caminos.

Amiguita un beso y espero poder algun dia sentarme contigo para poder seguir puliendo las esquinas que aun quedan por mejorar.

Todos tenemos que pasar por un proceso, todos necesitamos evolucionar.

Sonia Marcus Gaia dijo...

El deporte como canalización del paso del tiempo y la corrosión. Me alegra que sigas con el empuje. Gracias por el libro que recibí.

Abrazos,
S.

A.T.V. dijo...

Jay, sabes y se que hay tinta... Ya prontito nos sentaremos a hablarrrr. Sonia, es un pequeñísimo regalo comparado con lo que has dado. Gracias por tanto. Que bueno verte aqui.
A.

Malaka dijo...

Que buenas letras...
Un déjà vu total de un invierno roto.

Un placer visitar tu casa!

Saludos desde N.Y.

A.T.V. dijo...

Gracias Malaka por tu visita. Espero contar con tu presencia mas a menudo. Un abrazo compañera.
A.